Noticias
Los Cabildos de Tenerife y Fuerteventura muestran los yacimientos arqueológicos de la Isla de Lobos.
20/08/2015
Los Cabildos de Tenerife y Fuerteventura muestran los yacimientos arqueológicos de la Isla de Lobos.

Fuerteventura recupera la presencia de navegantes del Imperio Romano en sus costas 22 siglos después de que instalaran una factoría para la producción de tinte púrpura en el islote de Lobos. Una selección del material encontrado durante las dos primeras campañas desarrolladas en el yacimiento Lobos 1 se inauguró anoche en el Centro de Arte Juan Ismael.

 

El yacimiento, fechado entre el siglo I a.C. y el I d. C., se ubica en la playa de La Calera o de La Concha, y corresponde a un taller de explotación de púrpura (Stramonita haemastoma) de época altoimperial. En opinión de Carmen del Arco, una de las arqueólogas que dirige el proyecto “la exposición es una muestra selectiva, pero interesantísima. Son materiales fragmentados, pero muy diagnósticos. No hay duda sobre su origen latino. Estamos ante un asentamiento romano altoimperial. El lugar se organzia en torno a un conchero, por eso el discurso expositivo se distribuye también de esta forma”.

 

La actividad arqueológica en Lobos no ha finalizado aún, ya que durante estos días comienza una tercera campaña, “y las perspectivas de seguir ampliando incluso los hallazgos son muy halagüeñas. Todo esto es fruto de la colaboración con el Cabildo de Tenerife y la Universidad de La Laguna, en base al convenio firmado en su día”, señaló Juan Jiménez, consejero de Patrimonio Histórico del Cabildo de Fuerteventura.

 

La exposición ‘Lobos 1, un taller romano de púrpura’, es fruto de los trabajos arqueológicos que desde el año 2012 se vienen realizando en la isla de Lobos, dentro del convenio de colaboración entre el Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife y el Cabildo de Fuerteventura. Precisamente, a la inauguración también asistieron la consejera de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife, Amaya Conde; y Conrado Rodríguez, director del Museo Arqueológico de Tenerife y el Instituto de Bioantropología de Tenerife. Ambos subrayaron la importancia de la colaboración mantenida no sólo en este proyecto, sino desde hace décadas y en relación con una línea de investigación más amplia sobre el poblamiento de las islas atlánticas.

La alcaldesa de La Oliva, Claudina Morales, subrayó la relevancia que para el municipio tenía este trabajo arqueológico “que abre nuevas perspectivas a la Historia de Canarias que hasta ahora casi ni podíamos imaginar. Es muy atractivo porque además todavía está en fase inicial”.

Mientras que el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, recordó que la confirmación del origen romano de este yacimiento no es sólo importante para Fuerteventura o para la Historia de Canarias, “extiende el ámbito de influencia del Imperio Romano mucho más lejos de lo que hasta ahora se había planteado. Obligará a reformular muchas investigaciones y planteamientos, e incluso permitirá establecer relaciones con otros puntos de asentamiento romano y Canarias”.

Esta exposición muestra una selección de materiales de manufactura romana, tanto cerámicas de transporte y almacenaje (ánforas, tapas de ánforas), como materiales metálicos de hierro y bronce (anzuelos, punzones, aguja de coser redes) y líticos que están relacionados con la labor de procesado de la púrpura (morteros, yunques, machacadores-guijarros), así como cerámicas de cocina (ollas, contenedores de alimentos…), vajilla de mesa (jarras, fuentes…) y cerámica fina, indicativos de una actividad doméstica-alimenticia.

La muestra permanecerá expuesta en Puerto de Rosario hasta final de noviembre de este año.

IMÁGENES RELACIONADAS
Los Cabildos de Tenerife y Fuerteventura muestran los yacimientos arqueológicos de la Isla de Lobos.
Isla de lecturas
Ediciones del Cabildo de Gran Canaria
Biblioteca Insular
CAAM